Noticias Volver

ABR
13

“Para competir, una empresa necesita empleados formados, motivados y, también, sanos”

Hablamos con Álex Pérez, responsable de RRHH de DANA, empresa cliente de GESINOR que obtuvo recientemente un Sello Azul de Mutua Navarra por su política de cuidado y vigilancia de la salud laboral.

DANA, empresa cliente de GESINOR, obtuvo recientemente un Sello Azul dentro de los galardones que otorga Mutua Navarra a aquellas organizaciones de la Comunidad foral que han sobresalido por su política de cuidado y vigilancia de la salud entre sus empleados. Según su máximo responsable de RRHH, Álex Pérez, obtener dicho galardón supuso “un reconocimiento al trabajo que venimos realizando desde un punto de vista holístico, más allá del mero puesto de trabajo”.

Efectivamente, DANA recibió el Sello Azul, entre otros motivos, por ser pionera en un programa de 160 horas de fisioterapia que ofrece a sus empleados de forma gratuita. “De este modo, al tratar la dolencia en un estadio inicial, evitamos una potencial baja en el futuro y mejoramos la salud de nuestra plantilla”, explica Pérez quien reconoce que muchas de las dolencias tratadas se originan en el ámbito personal (práctica de deporte, cultura postural no adecuada, etc.

Siguiendo ese empeño por el cuidado y la prevención de la salud de sus trabajadores, en DANA tienen muy presente la colaboración que les presta GESINOR, un trabajo que agradecen y valoran sobre todo en lo que se refiere a los reconocimientos médicos anuales. “A un empleado –comenta el máximo responsable de RRHH de la firma- se le detectó en un estado muy inicial una leucemia que afortunadamente se le pudo tratar en tiempo y forma”.

A la vista de este ejemplo, Álex Pérez concluye que el trabajo individualizado y personalizado de la prevención resulta vital en la medida en que permitirá a la empresa adecuar sus acciones preventivas a las necesidades reales de sus empleados “y tratar a tiempo dolencias que en el futuro supondrían una reducción de su estado de salud”. Y, todo ello lo hacen por una sencilla razón que el propio responsable de RRHH de DANA resume así: “Para competir, una empresa necesita empleados formados, motivados y, también, sanos porque una persona que está en buen estado de forma y que ve que cuidan de él, es más feliz,  rinde mejor, se cuida más y se accidenta menos”, sentencia.