Noticias Volver

NOV
27

Gesinor aplica en Traperos de Emaús la prevención desde un enfoque integral protagonizado por las personas

Traperos de Emaús es una organización que, constituida hace más de 45 años, facilita la inserción laboral de personas desfavorecidas a través de un empleo estable y de calidad. En la actualidad, cuenta con una plantilla de 233 trabajadores aunque su objetivo es ampliar ese número hasta los 244 el próximo año 2019 una vez que han entrado en funcionamiento sus nuevas instalaciones de 2.000 metros cuadrados localizadas en Berriozar.

La filosofía de la fundación, por tanto, impregna no solo su actividad sino también la forma en la que colabora y trabaja con sus proveedores más directos. Uno de ellos es Gesinor que, como servicio de prevención ajeno, además de cumplir con lo que marca la ley, se ha hecho cargo de la coordinación de las actividades de cuidado y vigilancia de la salud dentro de la organización.

Es por ello que, desde Gesinor, se ha buscado aplicar un enfoque mucho más integral y a largo plazo en materia de prevención lo que supone incidir sobre todo en los ámbitos más relacionados con la divulgación, la formación y la sensibilización. Todo ello con el objetivo último de establecer hábitos que ayuden al trabajador de Traperos de Emaús a desarrollarse como persona en su labor profesional y que, además, lo haga de la forma más segura y saludable posible.

Como ejemplo de esto último, estarían las campañas de sensibilización desarrolladas para impulsar el uso de equipos de protección individual o, por ejemplo, la puesta en marcha de un taller de cocina destinado a concienciar sobre la necesidad de consumir una alimentación saludable como paso previo para evitar un deterioro de la salud que repercuta en un rendimiento posterior en el puesto de trabajo.

Los resultados obtenidos confirman, además, que la línea de sensibilización y educación implementada por Gesinor ha tenido muy buenos resultados ya que, sin ir más lejos, el pasado año se redujeron considerablemente los incidentes de siniestralidad laboral en Traperos de Emaús. Una muestra más, en definitiva, que el trabajo en Prevención bajo un enfoque integral vinculado a la persona funciona y da muy buenos resultados. ¡Enhorabuena a todas y todos!