Noticias Volver

JUN
13

Me gustaría que todas y todos compartiéramos el reto de volver a disminuir el índice de siniestralidad en Navarra

La directora general de Política Económica, Empresarial y Trabajo del Gobierno de Navarra se muestra preocupada por los últimos datos de siniestralidad registrados en la Comunidad foral aunque, confía, en que puedan ser afrontados con garantías gracias al “Plan de Acción de Salud Laboral y las acciones complementarias” impulsadas desde la Administración y al compromiso de empresas y trabajadores.

Recientemente se dieron a conocer los datos de siniestralidad laboral registrados el pasado año en Navarra, ¿cuál es el análisis y valoración que realiza su departamento de esas cifras?

El Departamento, como no puede ser de otra manera, está preocupado por el aumento progresivo del índice de siniestralidad desde 2012, aunque ese empeoramiento no llega a las malas cifras anteriores a esa fecha. Por lo tanto, aunque los accidentes graves y los mortales se mantienen en mínimos históricos (sin tener en cuenta los in itinere, que sí que han subido), atajar ese incremento es nuestro objetivo.

El Plan de Acción de Salud Laboral y las acciones complementarias de nuestro Departamento se destinan a mejorar ese índice y, también, a mantener lo más bajas posibles las cifras de enfermedades profesionales. Está claro, además, que el crecimiento de la actividad influye en esa mayor siniestralidad y que las condiciones de trabajo de la actividad creciente no está respondiendo adecuadamente a las necesidades de prevención de riesgos laborales.

¿Cuáles son, en su opinión, los tres grandes retos a los que se enfrenta la empresa de Navarra (así como sus trabajadores) en el ámbito de la prevención de la salud?

Para abordar este crecimiento con mejores condiciones con vistas a la prevención de riesgos laborales es imprescindible el compromiso de las empresas y de todos los actores de las organizaciones económicas con una concertación de todos en las actuaciones que se priorizan en el Plan de Salud Laboral.

Es muy importante, asimismo, garantizar las condiciones de seguridad, especialmente de las personas que se incorporan a la actividad, con especial atención a temporales y/o a tiempo parcial. Una herramienta importante es la investigación de los accidentes y el aprendizaje sobre ellos.

La cultura y la concienciación con la salud laboral constituyen otro gran reto. A este último intentamos contribuir con nuestra convocatoria de Proyectos de Prevención de Riesgos Laborales para entidades sin ánimo de lucro. Y no puedo dejar de mencionar nuestras ayudas a las inversiones en PRL, porque sigue habiendo maquinaria sin adaptar y también se financian desde aquí otras actuaciones que contribuyen a la prevención en los espacios de trabajo.

 

El sector formado por los servicios de prevención ajenos están viviendo un importante proceso de concentración con la entrada de inversores ajenos a esta actividad y la generación de “grandes” compañías muchas de ellas con centros de decisión fuera de Navarra ¿cómo ven ese proceso desde su departamento? ¿Les preocupa?

No tenemos una valoración sobre el particular, pero en general, en nuestro Departamento queremos que los centros de decisión de cualquier actividad estén en Navarra, lógicamente.

Le pedimos, finalmente, un mensaje que, desde su departamento, les gustaría trasladar a clientes y proveedores de GESINOR y, más en general, a las empresas de Navarra en materia de cuidado y prevención de la salud laboral.

Me gustaría que compartiéramos todas y todos el reto de volver a disminuir el índice de siniestralidad, contribuyendo entre todos, desde nuestro compromiso y concienciación, a generar una cultura de prevención de riesgos laborales en Navarra.